jueves, 19 de enero de 2012

Como un tiovivo que no para de dar vueltas. Eres como la melodía que no para de sonar dentro de mi cabeza, cada nota musical entra mas y mas dentro de mi hasta llegar al corazón. Lo siento, ya es demasiado tarde, no conseguiré olvidarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario